Urge que los recuperados de COVID-19 donen plasma

0
17

Hasta ahora hay un promedio de sólo 4 por semana.

Donantes.

“Es necesario crear conciencia sobre la importan cia de la donación voluntaria de los recuperados. Tenemos un promedio de 4 donantes semanales y eso es muy poco”, dijo la doctora encargada del CRH, Betina Sarasino.

“Es importante aclarar que sigue siendo un tratamiento experimental, enmarcado en un protocolo de investigación nacional, por lo que existen requisitos precisos para calificar como donante. Es fundamentalmente tener anticuerpos anticoronavirus detectables en sangre, así como también parámetros de criterios de inclusión que deben cumplir los pacientes que estén cursando la enfermedad, para ingresar al protocolo”, aclaró.

Los resultados vienen siendo muy buenos, especialmente en Tartagal. La satisfacción del hecho de donar sangre, y el plasma, es un fenómeno inexplicable. Hay que quedarse con el relato de la experiencia.

Al testimonio lo brindó Daniel Ruiz que en un comerciante de Cerrillos que volvió a su tierra salteña desde España con el virus encima. Eso fue el 18 de marzo del presente tormentoso año. Muy responsable se encerró en un departamento solo y permaneció así por 26 días. Muchos días tuvo febrícula, perdió el olfato, perdió el gusto y padeció un orzuelo. Finalmente salió de su cuarentena, se hizo revisar por su médico y se realizó los estudios. Esos análisis le dijeron que sí había tenido el coronavirus y que tenía los anticuerpos.

El encierro, la incertidumbre, una pandemia en las calles, el miedo y la muerte que acecha se convierten en la compañera de todos los días.

“Yo me soñé en una bolsa negra”, dijo Daniel Ruiz para resumir.

“Yo no entiendo cómo la gente no se cuida. Yo no entiendo cómo la gente que se curó no va a donar su sangre. Hace, y hará, mucha falta el plasma. Yo fui a Hemoterapia y me atendieron de maravilla, de un millón de 10, me hicieron el estudio en un ratito para saber si aún tenía el anticuerpo y al otro día me hicieron ir para sacarme la sangre”, dijo Daniel. Eso sucedió el 27 de julio.

Es no es todo.

A los 10 días le volvieron a hacer el estudio y le volvieron a sacar sangre. Dos veces donó y está dispuesto a una tercera para fin de mes, quizás para cuando cumpla 62 años, el 30 de agosto.

“Algunos pueden llegar a pensar que soy un soberbio, pero no es así. Yo creo que la Virgen y el Señor del Milagro me dieron tantos días de anticuerpo. Por eso dono, porque tenemos que estar agradecidos al personal de Salud que está en la primera línea de esta batalla. Yo pienso que tanto invirtieron en recursos económicos y en humanos para que los enfermos vivan, para que vuelvan a ver a sus familias, entonces siento que tenemos una obligación moral y humana de ir a donar nuestros anticuerpo para que le sirvan a todos los enfermos. Yo estoy agradecido a la vida, por eso dono sangre y promuevo la satisfacción de saber que le estoy dando las armas para enfrentar esta lucha”, dijo el hombre conmovido.

Desde los servicios de Salud informaron que no siempre que una persona recibe plasma se recupera. Los médicos especialistas son los únicos quienes determina a través de evaluaciones quiénes pueden el plasma, y no así el familiar del paciente. Dado que no hay una vacuna ni un tratamiento específico, la transfusión de plasma ofrece al paciente una inmunidad pasiva para que alcance el tiempo suficiente para que su propia organismo responda.

Además, el plasma solo se puede aplicar en una determinada etapa de la enfermedad. No se puede aplicar ya en pacientes graves con fallas multiorgánicas o sistémicas.

Solo a pacientes que dentro de una etapa temprana y moderada esté agravándose, con el fin de impedir que el paciente llegue a terapia intensiva. Pero cuando ya está demasiado comprometido y evolucionada la enfermedad, no está demostrado que el plasma cure.

 

Condiciones para donar

El Ministerio de Salud Pública invita a las personas mayores de ambos sexos a donar sangre de manera habitual, ya que la necesidad de este fluido vital es permanente, para asistir a pacientes hospitalizados, accidentados, intervenidos quirúrgicamente o en tratamiento oncológico.

Las personas que deseen donar, de manera voluntaria y altruista, pueden hacerlo en el Centro Regional de Hemoterapia, Bolívar 687, de lunes a viernes de 7 a 17, o los sábados, de 7 a 12.

Allí también pueden recibir información sobre la técnica de donación por aféresis y donación de médula ósea para pacientes con leucemia, linfoma, aplasia medular, talasemia y otras enfermedades de la sangre.

Pueden donar, varones y mujeres de entre 18 y 65 años de edad, con un peso corporal mínimo de 50 kilos y con buen estado de salud general, sin antecedentes de enfermedad cardíaca, pulmonar, hepática, chagásica, oncológica, infecciosa u otra potencialmente riesgosa para el receptor. Se debe presentar documento de identidad o carnet de donante.

No pueden ser donantes las embarazadas o mujeres que estén en etapa de amamantamiento y personas que se hayan sometido a cirugía, colocado un piercing o realizado tatuaje en los últimos doce meses.

La cartera sanitaria provincial apela en forma permanente a la comunidad, ya que la necesidad de sangre y sus componentes es también permanente y desde el Centro Regional de Hemoterapia se debe cubrir los requerimientos de pacientes de toda la provincia.

De cada unidad de sangre que aporta un donante, a través de un trabajo de laboratorio se separan los glóbulos rojos, las plaquetas y el plasma. Los glóbulos rojos pueden almacenarse hasta 45 días, las plaquetas se pueden conservar hasta tres días y el plasma entre uno y dos años.

De estos componentes, las plaquetas son las células más escasas, debido a su corto período de almacenamiento. Se denominan también trombocitos, tienen una importante función en la correcta coagulación de la sangre y son vitales para evitar hemorragias y tratar patologías oncohematológicas o pacientes trasplantados

Dejanos tu comentario