Tartagal, en rojo por el contagio a través de los asintomáticos

0
17

El gobernador Gustavo Sáenz admitió que en esa ciudad ya hay «circulación comunitaria». Consideran que las reuniones sociales siguen siendo el gran problema.

Mientras ayer el número de casos tuvo un freno importante (se registraron 8 contagios contra los 61 del día anterior), en Tartagal se extremaron las medidas de control, aunque todas las miradas apuntan al soporte hospitalario para la atención de nuevos pacientes. En las últimas 24 horas, además, se registró un nuevo fallecimiento, con lo cual suman cinco los caso fatales en la ciudad norteña. Ayer el gobernador Gustavo Sáenz tuvo que admitir que allí el virus «ya tiene circulación comunitaria».

Minutos después y en cadena nacional desde Olivos, el presidente Alberto Fernández alertó sobre zonas del país donde se incrementaron fuertemente los contagios y donde se volverá a fase uno, identificando a estos lugares como «zonas rojas».

El presidente consideró también que este aumento de casos está estrechamente vinculado con un relajamiento de la comunidad y las reuniones sociales, algo que va en concordancia con lo que pasó en Tartagal hace unas semanas, con las celebraciones del Día del Amigo y la Pachamama.

Pese a la baja en los últimos casos, la situación dista mucho de tener alivio. Ayer, el detalle del Comité Operativo de Información dio a conocer 8 casos positivos, con un nuevo fallecimiento y un total de 309 positivos aislados.

El panorama en la ciudad es desolador, mientras en sus calles se respira incertidumbre. En la guardia COVID del hospital Juan Domingo Perón hay colas de gente que busca atención médica. Este es uno de los pocos lugares donde se observa movimiento de personas.

Ayer se registraron 110 nuevos casos COVID-19 en la provincia, de acuerdo al parte diario emitido por la coordinación de Epidemiología.

En diálogo con El Tribuno, el subgerente el hospital, Martín Arias, se refirió a la calificación de «zona roja» que puede ser definida por una alta circulación viral y con gran número de asintomáticos que siguen contagiando aún sin saberlo. «Ese problema tenemos ahora», expresó el médico.

El gobernador Sáenz se mostró preocupado por el avance del coronavirus. «Me preocupa Tartagal. Estoy en condiciones de decir que allí hay circulación comunitaria», afirmó. «Necesitamos al Ejército en el norte», dijo el gobernador.

En la cárcel

Por otro lado, una información que circuló en la tarde de ayer puso más dramatismo a la situación, ya que desde la Unidad Penal 5, ubicada en el acceso sur de Tartagal, advirtieron sobre una gran cantidad de efectivos con carpeta médica por lo cual las guardias se recargaron y llevaron la vigilancia al límite.

La ciudad Capital reportó 24 nuevos casos positivos, mientras que en Orán se registraron otros nueve casos.

En contacto con El Tribuno, efectivos penitenciarios revelaron que por estas horas están trabajando con guardias reducidas al máximo. Muchos de los guardiacárceles están con carpeta médica, otros aislados como sospechosos, mientras que al menos 15 de los guardias habrían dado positivo para COVID-19. Fuentes del penal, que pidieron reserva, se comunicaron con este medio para dar a conocer la angustiante situación que resumieron en números. Actualmente la prisión tiene un total de 320 internos y 260 efectivos de seguridad. De estos últimos, 15 dieron positivo y 40 están en estudios mientras que muchos retornaron a sus hogares con síntomas.

Ayer murió el segundo paciente de Colonia Santa Rosa con COVID y el quinto en la ciudad de Tartagal. Se le suma uno de Güemes, uno de Orán y otro de Salta capital.

En la Unidad Penal Número 5 

“Casi el 90 por ciento del personal manifestó síntomas, por lo que no están trabajando. Las guardias se recargaron. No hay gente; un solo personal por pabellón y un jefe en las recorridas. Es una situación muy seria”, manifestaron.

En cuanto a los internos del penal, hay cuatro aislados y serían 160 los presos que tendrían alguna sintomatología. “Es un penal chico y todos tienen contacto con todos”, aseguraron.
Otro dato es que los internos estuvieron en contacto con el psicólogo y el médico del penal. Ambos profesionales de la     salud dieron positivo.

Dejanos tu comentario