Perú: Castillo se impone a Fujimori con mínimo margen según datos oficiales

0
2

Con el escrutinio de los votos del campo, la selva y el exterior, Castillo logra dar vuelta la tendencia que había favorecido hasta este mediodía, aunque siempre por un muy escaso margen, a Fujimori.

El candidato peruano a la presidencia del Perú, el izquierdista Pedro Castillo, encabeza el cerrado escrutinio aún en curso al lograr el 50,2% de los votos contra el 49,7% obtenido por la derechista Keiko Fujimori, escrutados el 96% de los votos.

El sindicalista de izquierda logró pasar al frente este lunes por tarde y con el 95,8% de las actas escrutadas ya sumaba una diferencia a su favor de casi 100.000 votos entre más de 18,1 millones de sufragios válidos, según el resultado publicado en el sitio web de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Pero no solo quedaban más de 3.500 actas por procesar -más de 2.500 del exterior-, sino que al menos otras 1.285 estaban impugnadas u observadas y fueron remitidas al Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

En este marco, la candidata presidencial Keiko Fujimori denunció un «fraude sistemático» en el balotaje.

Este lunes más temprano, antes del conteo de la ONPE, un sondeo a boca de urna de la firma Ipsos había dado ventaja a Fujimori de 50,3% sobre el 49,7% de su rival, pero para agregar incertidumbre, después un conteo rápido de votos de la misma encuestadora arrojó un resultado inverso, con 50,2% para el maestro de escuela rural y 49,8% para la hija del encarcelado ex presidente Alberto Fujimori.

El conteo rápido, que tiene un margen de error de 1%, «nunca se ha equivocado» en las elecciones presidenciales peruanas, destacó Fernando Tuesta, exjefe de la ONPE.

«Lo más cercano al resultado final es el (conteo rápido) de Ipsos», remarcó Tuesta a través de Twitter.

De esta forma, los votos del campo, la selva y del exterior pueden definir el balotaje presidencial del domingo en Perú, que suma incertidumbre política a un país devastado por la pandemia y en recesión.

Horas antes, el primer escrutinio oficial del 42% de las mesas provocó estallidos de júbilo en distritos acomodados de Lima, como Miraflores, donde la gente salió a las ventanas de sus viviendas a celebrar la victoria parcial de Fujimori (en ese momento por casi seis puntos).

Gritos de «¡Viva el Perú!», «¡Ganó Keiko!», resonaron desde edificios en medio de calles desiertas por el toque de queda nocturno vigente por la pandemia, constató un periodista de la AFP.

Los primeros resultados inyectaron ánimo a quienes temen ver a su país «caer en el comunismo» si Castillo es presidente.

Pero fue la propia populista de derecha, de 46 años, la que llamó a «todos los peruanos» a “mantener la prudencia” ante la estrechez de la ventaja.

“Estos resultados se han recibido con alegría pero, al ver que el margen es tan pequeño, es fundamental también mantener la prudencia, y eso lo digo para todos los peruanos”, dijo anoche Fujimori en una breve declaración en la sede de su comando de campaña, en Lima.

La hija del ex presidente Alberto Fujimori sostuvo que “la campaña terminó y será fundamental tender los puentes y encontrar los espacios de diálogo entre todos los grupos políticos”.

“Al ver el mapa del boca de urna, lo que se muestra son dos grandes bloques, con ciudadanos que todos quieren un cambio, pero con una visión diferente de país” y “ese cambio lo tiene que buscar gane quien gane”, dijo, según se vio en la transmisión en vivo del canal peruano Panamericana TV.

“Invoco a la prudencia, a la calma, a la paz, a ambos grupos, y por esa prudencia es que nosotros vamos a esperar los resultados oficiales”, agregó la exlegisladora.

Castillo, de 51 años, reaccionó con calma al escrutinio parcial y desde su natal Cajamarca (norte) advirtió: aún «falta que se cuenten nuestros votos, de la zona rural».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cuatro =