“Pensar la reconversión de la agricultura es un cambio cultural para la ciudad”

0
186
Antonio LATTUCA, es Ingeniero Agrónomo y Master en Agroecología. Es miembro fundador de la AABDA. Pionero de la Agroecología y trabaja en el tema de cultivos sanos desde hace 30 años. Trabaja desde hace un tiempo en una experiencia muy interesante de huertas urbanas en la ciudad de Rosario. Antonio nos aportó su experiencia en agricultura urbana en una extensa charla con nuestra emisora FM LA 20.

Economías regionales y el nacimiento de la agricultura urbana

“Yo empecé a estudiar agronomía para intentar cambiar un poco la historia de la economía, cuando empecé había (y hay) mucha gente que vivía en las villas miserias. La gente de las villas es gente que viene del interior, con conocimientos sobre agricultura de su lugar”, comenzó Antonio.
“En ese momento se llamaba agricultura, lo que ahora se llama agroecología, es decir producir alimentos de calidad para mejorar. En el año 1987 empecé con esto de agricultura urbana, que vino a rescatar muchas ideas de nuestros pueblos originarios, esto no es algo romántico, es algo práctico. Esto genera una forma de producir donde ganamos todos, con tecnología, con alimentos sanos, con alimentos de calidad”, continuó el ingeniero.

La escuela agrotécnica y la importancia de un cambio cultural

“Claro que sirve una escuela agrotécnica, creo que sería muy útil. El tipo de agricultura basado en la soja no produce alimentos para nosotros. Nosotros necesitamos al agricultor, hay que valorizar el rol del agricultor. Creo que se está dando un cambio al respecto, se plantea la necesidad de que haya políticas públicas en agricultura ecológica. Lo que pasa con la agricultura predominante es que no sirve para alimentarnos, hay una sobre abundancia de alimentos pero que no nos alimentan”
“Hay que ver cómo hacemos con los jóvenes se enamoren de esto, que se enamoren de este tipo de agricultura, y vincularlo con el tema del paisaje. Se necesita un cambio cultural y también escuelas. Conocemos mucho, pero hacemos poco. Necesitamos un cambio en la Universidad, en el INTA, a nivel mundial se ve que está todo muy orientado hacia la agricultura predominante”, expresó el especialista en Agroeoclogía.

La agricultura ecológica desde lo productivo

“Hay que aprovechar los planes sociales y reconvertirlos en planes productivos, que se vaya generando una transformación de la persona y del ambiente. Las personas deben tener una parcela de tierra con herramientas adecuadas y con las posibilidades de poder comercializar, hay mucha demanda de estos productos”.
“Yo a la agricultura ecológica no le veo ninguna desventaja, en todo caso lo que veo es que hay mucha ignorancia. Una de las ventajas tiene que ver con la mejora del ambiente, con el ahorro de energía. Una vez que hemos logrado un ambiente adecuado ya podemos hablar de productos de calidad, y que toma en cuenta la cultura de ese lugar, de ese contexto, de comidas lugareñas”, comentó Antonio.

El valor económico

“Los productos ecológicos tienen más valor que los demás, tienen un plus, valen más caros que los productos convencionales. Además, tiene un costo menor para el agricultor, este tipo de agricultura tiene muy buenos rendimientos, hay muchas posibilidades económicas con esto”, aseguró el ingeniero.

El trabajo dignifica y el agricultor como actor importante

“Esto también busca romper con un mito: que la gente no quiere trabajar. La gente quiere trabajar, pero hay que enseñarles, y pagarles bien. En Rosario (Santa Fe) se dio un encuentro entre la gente de la villa y la gente de la ciudad, y fue el encuentro de pensamientos entre los que dicen que los de la villa no quieren trabajar y son vagos, y los que piensan que los del centro son todos pitucos”, recordó en su experiencia.
“Este tipo de agricultura toma al agricultor como un actor importante, no como alguien que recibe órdenes solamente. Se trata de ir generando un ambiente saludable para todos”.

La experiencia en Rosario de Santa Fe en 2001

“En Rosario ya veníamos trabajando, ya teníamos la experiencia práctica. Teníamos tierra, teníamos gente desocupada, la gente estaba desesperada. También había planes sociales. En ese periodo de crisis teníamos una charla, una capacitación de tres encuentros y luego los acompañábamos al territorio, y luego implementamos las ferias, hubo una demanda muy grande. En esa época todos los terrenos eran prestados. En 2004 ganamos un concurso y pudimos avanzar con los parques huertas, donde la gente puede producir”, señaló.

AUDIO DE LA ENTREVISTA:

http://ar.ivoox.com/es/fm-la-20-entrevista-a-antonio-lattuca-audios-mp3_rf_49363261_1.html

Dejanos tu comentario