Otro caso de COVID-19 en el Congreso: ya son cinco los diputados infectados

0
12
Se trata del oficialista Carlos Selva, quien participó de forma presencial en la sesión de la semana pasada de la cual otros dos legisladores resultados contagiados.

Aumentan los casos de coronavirus en el Congreso de la Nación. Ayer por la mañana se confirmó que el legislador del radicalismo, Miguel Bazze, había dado positivo y a última hora se sumó un diputado del Frente de Todos. Se trata de Carlos Selva, quien participó de forma presencial en la sesión de la semana pasada.

“Quiero contarles que en las últimas horas di positivo por COVID-19″, confirmó a través de sus redes sociales. El diputado que hasta el momento no presentó síntomas asistió al recinto el jueves pasado “cumpliendo todos los protocolos”, aclaró. Luego de que se confirmara la enfermedad -a última hora del miércoles- comentó que se encuentra en su casa de la localidad de Mercedes “guardando reposo y acompañado por mi familia. Les pido que se cuiden. Juntos vamos a superar esto”, manifestó en su cuenta de Twitter.

En declaraciones a Todo Noticias, contó que se hizo un “hisopado preventivo el día lunes y hoy (por ayer) llegaron los resultados”. “Totalmente asintomático pero lamentablemente di positivo”, agregó el ex intendente de Mercedes quien agradeció estar bien, aunque “con la preocupación lógica de todo el vínculo que uno ha tenido en circunstancias personales”. “Estoy con mi señora, en cuarentena, aislado, pero uno no puede dejar de pensar que con todas las medidas preventivas y todo lo demás, no puedo encontrar el momento en el que uno haya tenido un descuido como para asumir el contagio de este virus”, reflexionó.

En efecto, Selva dice no saber dónde pudo haberse enfermado. Aunque lo más probable es que se haya infectado en el recinto de la Cámara cuando estuvo en la sesión de la que también participó Julio Sahad a quien le confirmaron positivo de COVID-19 el lunes pasado, insistió que tomó “todas las medidas preventivas” y siguió “todos los protocolos”.

Además de Selva, ayer se confirmó que Miguel Bazze también está infectado. Por lo que desde la Cámara Baja activaron el protocolo para relevar quiénes estuvieron en contacto con ambos legisladores para trazar la posible cadena de contagios. “Se van a abirir todos los mecanismos para hacer los hisopados preventivos”, adelantó el diputado del Frente de Todos.

Bazze, secretario general del bloque de la UCR, además de haber estado en el recinto, participó de la reunión de jefes de bloque en el Salón Delia Parodi antes de la sesión junto a Sergio Massa, Cristian Ritondo (PRO), Máximo Kirchner (Frente de Todos), José Luis Ramón (Unidad y Equidad), Nicolás del Caño (Izquierda), Alejandro ‘Topo’ Rodríguez (Consenso Federal), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), Romina del Plá (FIT) y los secretarios Juan Manuel Cheppi, Rodrigo Roddra y Eduardo Cergnul. El único jefe de bloque que no participó fue el radical Mario Negri que por primera vez no viajó desde Córdoba.

A Julio Sahad se le detectó la enfermedad el domingo cuando regresó a La Rioja tras haber estado en la misma sesión en la que se aprobaron los proyectos de regulación del teletrabajo, Economía del Conocimiento, y la creación de una campaña nacional para donación de plasma de pacientes recuperados de coronavirus

Antes que el legislador riojano ya hubo otros dos diputados nacionales con el mismo diagnóstico, aunque en ninguno de esos casos estuvieron físicamente en el Congreso, incluso uno de ellos, Federico Fagioli, participó de la misma sesión del jueves en forma remota.

Fagioli había confirmado el mismo día de la sesión el resultado positivo de su hisopado. También el primer diputado que se contagió es oficialista: el sindicalista Walter Correa.

(@bazzemiguel)

En total, ya son cinco los diputados contagiados y ponen en riesgo la continuidad de las sesiones mixtas. Ya que estos nuevos casos positivos de la Cámara se da en el marco de las conversaciones entre oficialismo y oposición para analizar la posibilidad de renovar el protocolo de trabajo remoto y ante la insistencia de unos pocos diputados del PRO para que las mismas sean presenciales.

En tanto el lunes también se confirmó que dio positivo una empleada del área de seguridad del Senado de la Nación, quien estuvo en contacto con dos compañeros de trabajo, que aguardan los resultados de sus test para saber si están o no infectados.

Dejanos tu comentario