Nuevo registro de alquileres: para las inmobiliarias, subirán los precios, habrá más informalidad y los dueños tendrán menos rentabilidad

0
16

El sector que se opone a la ley de alquileres señaló que habrá más operaciones no registradas y que se están sacando las viviendas de segmento renta para ponerlas a la venta.

La reglamentación del registo de alquileres que se publicó hoy en el Boletín Oficial establece la obligatoriedad de asentar todas las operaciones de contratos de locación desde el pasado 1 de julio de 2020. La norma, que dispuso la AFIP, está incluida en la ley de alquileres, una norma que desde las inmobiliarias y los propietarios de inmuebles para alquilar señalan como perjudicial para el mercado.

Pero con la ley de alquileres ya en funcionamiento desde el sector señalan que “el golpe ya fue dado”. Los valores para alquilar subieron y la rentabilidad se redujo, afirman, lo que significó que algunos propietarios se retiraran del mercado.

Ahora, con la puesta en marcha del registro, desde las inmobiliarias entienden que se va a profundizar ese escenario.

Los alquileres hoy son un sector con muy baja rentabilidad, por lo que los propietarios están más retraídos (Champanier)

“La regulación estatal sobre locaciones que generan una renta y no tributaban un impuesto está dentro de las facultades del Estado, y sobre eso no existe punto de discusión”, señaló a Infobae Mariano Malbran, director ejecutivo de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi). “Desde la sanción y promulgación de la nueva ley de alquileres estaba determinado que la AFIP reglamentaría el registro de los contratos de locación, pero como efecto no deseado de dicha ley, la resolución dictada genera un nuevo golpe a la ya castigada rentabilidad de los alquileres y se suma a la alta presión tributaria existente también sobre los alquileres (Ganancias, IVA, Bienes Personales)”, agregó.

Aseguran que están sacando propiedades de alquilerAseguran que están sacando propiedades de alquiler

 

El también presidente de Keymex Immobilier Argentine cree que ese contexto refuerza la tendencia de propietarios de retirar propiedades que se encuentran en alquiler y ponerlas a la venta va a aumentar aún más. “Aquellos a quienes pretendió beneficiar la ley, que a nuestro entender son los locatarios, se podrán ver perjudicados por una menor oferta de bienes en locación y contrastado con una enorme demanda, y el traslado de modo indirecto de los costos impositivos al valor del alquiler generará sin duda un aumento importante de los montos de los alquileres y si además tenemos presente el gran déficit habitacional existente en nuestro país, por la gran dificultad para comprar inmuebles en nuestro país, entre otros motivos por la inexistencia de créditos accesibles, la situación se torna aún más compleja”, agregó.

En la misma línea opinó Ariel Champanier, de Remax Premium, quien señaló que medidas como estas “empujan a la informalidad. Los alquileres hoy son un sector con muy baja rentabilidad, por lo que los propietarios están más retraídos. La aprobación de la norma lo que hizo fue que se generaran muchos acuerdos entre privados, y eso algunas veces genera que haya acuerdos entre privados que no se declaran”.

Para el corredor inmobiliario tampoco es conveniente la declaración para la operación por parte de los inquilinos “porque pueden deducir muy poco”.

Los alquileres agrarios también se deberán registrarLos alquileres agrarios también se deberán registrar

 

“La reglamentación emitida por la AFIP sobre la obligatoriedad de registrar los contratos de alquiler es, sin lugar a dudas, un obstáculo para el mercado de los alquileres, generando aún más trabas en la operatoria”, resumió Marta Liotto, vicepresidenta del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba). Para Liotto, es probable que muchos de los propietarios busquen otras alternativas con mejor retorno de la inversión, logrando así una disminución significativa en el mercado, escalada de precios, desincentivo a la inversión y la construcción de viviendas para renta”.

“En primera instancia tendrá un impacto significativo en el precio de las locaciones, los alquileres continuarán escalando sus valores, y como consecuencia el mercado continuará reduciéndose aún más. En segunda instancia, esta medida resulta de impacto directo para los propietarios que, lejos de ser incentivados, se verán retraídos frente a un mercado que continúa sumándoles nuevos impuestos, aumentándole no sólo los costos sino también los riesgos que debe asumir. Asimismo, hay que tener en cuenta que muchos de ellos se encuentran sin cobrar alquileres desde marzo del año pasado”, detalló.

Tendrá un impacto significativo en el precio de las locaciones, los alquileres continuarán escalando sus valores, y como consecuencia el mercado continuará reduciéndose aún más (Liotto)

Un tema al que hace referencia la norma es que todos los alquileres se tienen que declarar, inclusive los temporarios, por lo que aquellos propietarios que tienen sus unidades destinadas a contratos por días en diferentes plataformas digitales van a tener que avisar a la AFIP por operaciones de dos o tres días. “No lo van a querer hacer. Muchos dueños se contactan con posibles inquilinos en las plataformas pero siguen por afuera, y esto lo va a profundizar”, agregó.

Un segmento que también va a tener que declarar es el de los campos. Una práctica muy común es que alguien alquile cierta cantidad de hectáreas para producir y el pago es una parte de esa producción. Aunque es muy difícil la informalidad “porque las imágenes satelitales y los rindes que declaran los campos vecinos ponen en evidencia”, aseguraron desde una inmobiliaria dedicada al sector rural, y no dudaron en señalar que “esto va a generar un problema”.

“Las operaciones se declaran a través del sistema SISA donde se tiene que subir el contrato en PDF y completar las partes intervinientes. Pero es cierto que a aquel que opera al límite esto lo lleva a la informalidad”, dijeron off the record.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − 1 =