¿Nueva plaga en el garbanzo?

0
50

Especialistas del INTA Manfredi detectaron una “mosca barrenadora” que podría estar provocando daños en los tallos del cultivo.


Investigadores dieron a conocer un informe que alerta sobre la posible presencia de una nueva plaga que afecta al garbanzo. Se trata de una “mosca barrenadora” que se aloja en los tallos del cultivo.

“En lotes de garbanzo implantados en la Estación Experimental del INTA Manfredi, investigadores de fitopatología y entomología que se encargan del seguimiento sanitario de los mismos, han detectado la presencia de un insecto barrenando los tallos de las plantas” indica un reporte del INTA.

La investigación nació porque al monitorear los cultivos, aparecieron un creciente número de plantas con hojas cloróticas que parecían afectadas por enfermedades patógenas como Botrytis sp., Rhizotocnia sp. o Fusarium sp. Sin embargo, al examinar las plantas senescentes en búsqueda de enfermedades, los investigadores observaron que algunas presentaban un orificio en el tallo principal o en la base de las ramificaciones.

Así, al diseccionarlas, se determinó que dichos orificios estaban conectados a galerías de entre 9 a 12 centímetros de longitud, localizadas principalmente en la base del tallo. Posteriormente, también se extrajeron plantas verdes que, a pesar de no tener la misma sintomatología, en algunos casos también presentaban galerías y orificios de salida.

Mosca barrenadora

Dentro de esas galerías, construidas por larvas de un insecto barrenador, se encontraron y recolectaron pupas de un díptero que fueron mantenidas en laboratorio en tubos Eppendorf de 1,5 mililitros hasta la emergencia del adulto.

De todos modos, el porcentaje de plantas barrenadas en los diferentes lotes varió entre 7% y 12% lo que indicaría que aunque puede contribuir, este díptero no sería el agente causal de la clorosis generalizada del cultivo.

“La mosca emergida (Diptera: Agromizidae) fue determinada a nivel familia por investigadores del Centro de Investigaciones Entomológicas de Córdoba. El material recolectado será trasladado próximamente a dicha institución para determinar la especie. Esto es de vital importancia, ya que permite recopilar información de estudios previos realizados sobre dicho insecto y sus daños a los cultivos, establecer nuevas líneas de investigación y eventualmente establecer estrategias de manejo”, concluye el informe del INTA.

Dejanos tu comentario