Los problemas para lograr un embarazo son cada vez más frecuentes

0
47

Se trata de un problema que afecta a muchas personas. Sin embargo, existen tratamientos que pueden ayudar a la concepción y sostenimiento del embarazo.

El 4 de junio ha sido establecido como Día Internacional de la Fertilidad, con el objetivo de llamar la atención sobre los problemas de fertilidad, que cada vez se presentan con más frecuencia en la población, e identificar cuándo se debe consultar con un especialista.

Se habla de infertilidad cuando, pasado un año de relaciones sexuales sin utilización de métodos de anticoncepción, no se produce el embarazo, o cuando hay dificultad para mantenerlo y llegar al parto.

La Organización Mundial de la Salud reconoce esta enfermedad como bastante común, que afecta a un gran porcentaje de parejas en edad reproductiva. No obstante, en la actualidad existen tratamientos médicos para algunos tipos de infertilidad, que logran el objetivo de que esas parejas puedan tener un hijo biológico.

Los problemas que imposibilitan el embarazo pueden darse tanto en el varón como en la mujer y obedecer a diversas causas. En el caso de las mujeres, las más comunes son la falta de ovulación o la mala calidad de los óvulos, la presencia de endometriosis, fibromas uterinos o bloqueo de las trompas de Falopio.

En los varones, puede deberse a baja producción, baja movilidad o ausencia de espermatozoides, espermatozoides que no se han formado adecuadamente, semen demasiado espeso, problemas hormonales o de eyaculación.

Consultorio de Fertilidad

En el hospital Materno Infantil hay un Consultorio de Fertilidad que, debido a la situación derivada de la pandemia de coronavirus, en este momento no está funcionando. La población objetivo son personas sin obra social con problemas de fertilidad.

En este consultorio se diagnostica la patología, se confecciona una historia clínica con todos los antecedentes de la persona y se solicitan los estudios complementarios de cada caso. El espacio cuenta con un ecógrafo, un área donde se realizan los procedimientos y una sala para seguimiento de la paciente intervenida.

El equipo multidisciplinario se compone con profesionales de tocoginecología, urología, endocrinología, genética, bioquímica, nutrición y psicología.

Para acceder a tratamiento de baja complejidad, la pareja infértil debe contar con estudios médicos básicos, como perfil hormonal, examen con rayos X de trompas de Falopio y útero, ecografía y espermograma.

En el caso de que se requiera tratamiento de alta complejidad, la primera etapa se efectúa en el consultorio de fertilidad local y se articula la derivación hacia otro centro. Para ello, hay un convenio entre los ministerios de Salud de la Nación y de las provincias de Salta y Tucumán.

Se considera que una pareja tiene dificultad para lograr el embarazo cuando lo busca por el lapso de un año sin lograrlo. En el caso de mujeres de más de 35 años, el tiempo puede acortarse a seis meses para iniciar la consulta, ya que a partir de esa edad los óvulos comienzan a perder su capacidad reproductiva.

Recomendaciones para el cuidado de la fertilidad

Todas las personas, aunque no busquen un embarazo en lo inmediato, pueden cuidar su capacidad reproductiva siguiendo una serie de recomendaciones.

Una vez al año, la mujer se debería efectuar un control de salud que incluya ecografía, control mamario, examen de Papanicolaou. Estos estudios posibilitan detectar procesos inflamatorios o infecciones que, si no son tratados, pueden causar trastornos de la fertilidad.

Asimismo, se debe contar con el esquema de inmunización completo. La falta de alguna vacuna aumenta el riesgo de contraer enfermedades que afectan la capacidad de procrear.

También es importante una correcta alimentación, evitando el bajo peso, la obesidad, bulimia, anorexia y otros trastornos. Son perjudiciales para la fertilidad, el consumo de tabaco, el alcohol en exceso y el consumo de otras drogas.

Las mujeres con antecedentes de cirugías ginecológicas o patologías como endometriosis o enfermedades autoinmunes, y los varones que hayan tenido paperas, varicocele o testículo no descendido, deben consultar a especialista en fertilidad antes de buscar un embarazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + tres =