La Plata: se entregó el cura Raúl Sidders, acusado por abuso sexual a una nena de 11 años

0
35

El religioso Raúl Sidders, quien conducía un programa de cable con discursos misóginos y homofóbicos, era docente y sacerdote del colegio platense San Vicente de Paúl.

Luego que estar más de 24 horas prófugo de la Justicia se entregó el sacerdote Raúl Anatoly Sidders, acusado por abuso sexual. El juez de Garantías Carlos Agustín Crispó hizo lugar ayer al pedido de detención por parte del fiscal Álvaro Garganta, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 11 de La Plata donde se tramita la causa.

El religioso se entregó a la Fiscalía en horas del mediodía. Sidders está acusado de abusar de niños en una escuela bonaerense y se encuentra en funciones en la localidad de Puerto Iguazú.

El fiscal Garganta, encargado de tramitar la causa que investiga al religioso católico con funciones destinadas en el obispado de Puerto Iguazú, solicitó días atrás su detención con fundamento en el cuadro probatorio producido en su contra a partir de las denuncias por delitos contra la integridad sexual. La Justicia de La Plata ordenó ayer la detención cumpliendo con el plazo estipulado de cinco días para resolver el pedido del fiscal.

Sidders se desempeñaba como docente y confesor en un colegio privado de la capital bonaerense, y la acusación corresponde al caso de una niña que era alumna del establecimiento entre los años 2004 y 2008, pero no descartan más casos.

Sidders- de 60 años, 32 de ellos como cura- fue docente y sacerdote del colegio platense San Vicente de Paúl.

El sacerdote también tuvo su paso en la televisión por cable, donde conducía el programa: “Ave María Purísima”  que se emitía en un canal de La Plata. Allí, Sidders se mostraba en pantalla con sotana y gorra rural o un sombrero eclesiástico con un mate en la mano y a sus pies, niños y niñas sentados en ronda, mientras hacía peculiares monólogos en ocasiones de contenido misógino.

Antes que se solicitara su detención, el fiscal libró un oficio al Arzobispado platense para que remitiera una copia del legajo eclesiástico de Sidders y solicitó al Juzgado de Garantías de La Plata 2 que “prohíba la salida del país del denunciado porque existe un potencial riesgo de fuga”.

De acuerdo a la calificación del delito, por el momento se habla de “abuso sexual gravemente ultrajante por su duración en el tiempo y circunstancias de realización doblemente agravado».

En su requerimiento, Garganta remarcó que el arresto se solicitó por la elevada pena y porque su zona de residencia es fronteriza, Misiones, advirtiendo entonces que había “elementos suficientes para sostener el riesgo de fuga del mismo en caso de ser hallado culpable”

Detalles de la denuncia

La mujer que hizo la denuncia, por su parte, contó que el cura empezó a acosarla a los 11 años cuando asistía al colegio donde él prestaba servicios. A su vez, siempre dejó en claro y lo han hecho sus abogados también, que tantos años de no poder contar lo que le sucedió con el religioso, le afectaron a su salud.

.

Sidders abandonó La Plata a fines de junio de 2020 para llegar a Misiones, donde cumple funciones como secretario del obispo de la diócesis en la localidad de Puerto Iguazú, monseñor Baisi, quien entre abril de 2010 y mayo de 2020 ofició como obispo auxiliar en la capital provincial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 5 =