La Obstetricia cumple un rol esencial en la prevención de la mortalidad materna y neonatal

0
22

Los profesionales de esta disciplina contribuyen a reducir los índices de mortalidad materna y neonatal y disminuir los nacimientos prematuros, además de acompañar a la mujer en el proceso de embarazo, parto y puerperio.

En el Día de la Obstetricia y la Embarazada, la ministra de Salud Pública, Josefina Medrano, saluda a los profesionales de esta disciplina, destacando la importante función que cumplen en la atención de la salud de las embarazadas, madres y recién nacidos.

“Quiero hacer llegar en este día el reconocimiento del Ministerio de Salud Pública a todos los profesionales que se desempeñan en el sistema público, cumpliendo funciones esenciales en la atención de la salud de las embarazadas, madres y niños”, expresó la Ministra.

La obstetricia es la especialidad médica que se ocupa de acompañar a la mujer en el embarazo, parto y puerperio, realizando controles prenatales de bajo riesgo y preparando a la embarazada para la maternidad.

También los profesionales obstétricos tienen a su cargo acciones de prevención, atención del parto, posparto normal y recién nacido normal, son promotores de la salud reproductiva de la mujer y contribuyen a mejorar la salud del binomio madre-hijo.

El 31 de agosto ha sido establecido como Día de la Obstetricia y la Embarazada, en coincidencia con la festividad de San Ramón Nonato, patrono de las obstétricas, parturientas y embarazadas. El santo español, nacido en el año 1204, debe su nombre al hecho de que fue extraído del vientre de su madre, fallecida el día anterior.

Rol de la profesión

La atención y contención integral que brindan los profesionales de la obstetricia comprenden aspectos psicológicos y sociales de un período muy especial, como el de la maternidad, ya que a la experiencia profesional suman la relación humana.

Algunas de las tareas que desempeñan son: seguimiento y controles prenatales en embarazos de bajo riesgo, preparación integral de la mujer para el parto, examen y evaluación del recién nacido, facilitación del apego madre-hijo, apoyo y fomento de la lactancia materna, asesoramiento sobre crianza temprana, seguimiento y cuidado de la madre y el recién nacido, asesoramiento y educación para la salud sexual y reproductiva.

El trabajo de obstétricas y obstétricos contribuye a reducir los índices de mortalidad materna y neonatal, como disminuir la tasa de nacimientos prematuros. También permite una experiencia segura y positiva de parir y nacer, en la que cada futura madre acceda a la atención y cuidados que merece, ejerciendo el pleno goce de sus derechos y los de su hijo.

Atención de la embarazada y el recién nacido

El hospital público Materno Infantil es el establecimiento de referencia en la región para la atención de embarazadas, los partos de riesgo y la atención integral de la salud de la madre y el niño.

Para ello, cuenta con un equipo profesional integrado por 44 médicos, entre obstetras y tocoginecólogos y 11 residentes y 13 licenciadas en obstetricia, más 7 residentes. En este hospital se realiza la única residencia en obstetricia de la región.

Anualmente, el hospital Materno Infantil asiste alrededor de 7000 nacimientos, con un promedio de 20 por día. Cuenta con nueve salas de trabajo de parto, puerperio y recuperación y una sala de inducción con cuatro unidades adicionales.

El trabajo en este hospital se enmarca en el paradigma de Maternidad Segura y Centrada en la Familia (MSCF), que propicia UNICEF como estrategia para garantizar los derechos de las mujeres y los recién nacidos y reducir la mortalidad materna e infantil.

En consonancia con ese modelo, se trabaja para empoderar a la mujer en el proceso del parto, brindando toda la información necesaria para la toma de decisiones. Asimismo, se garantiza que la mujer pueda ingresar a la sala de parto acompañada por la persona que ella elija.

El objetivo de una maternidad segura y centrada en la familia es promover la participación activa de la mujer y la familia en todo el proceso de atención del embarazo, parto y seguimiento del recién nacido.

Además de los hospitales Materno Infantil y Papa Francisco en la capital, el modelo de MSCF se desarrolla en las maternidades de Embarcación, General Güemes, Orán y Cafayate.

Dejanos tu comentario