La demanda de oxígeno en Salta creció un 600 por ciento

0
20

Advierten una innecesaria “psicosis por el oxígeno” y llaman a ser conscientes. Las redes de oxígeno son obligatorias, pero en varios hospitales no hay.

Desde el principal proveedor de oxígeno trabajan a destajo y aseguran que en Salta no hay faltante. Pero ante la gran demanda y las colectas públicas, llaman a tomar conciencia y maximizar recursos. Advierten que la población busca abastecerse de oxígeno sin necesitarlo.

«La demanda del mercado subió un 600% en el país y en la provincia», informó Álvaro Herrera, propietario de Oxitesa, principal proveedor de oxígeno en Salta.

El ingeniero químico aseguró que pueden hacerle frente a la gran demanda porque la pandemia los agarró con recientes inversiones en nuevos equipamientos y ampliación de su capacidad de respuesta al mudar la planta a Gemes que aún está en construcción de ampliación. En dicha localidad, y con ayuda del intendente -a quien agradeció su colaboración-, intentan también extender el recurso humano y estos días realizan entrevistas con técnicos que residen allí.

Las zonas a las que iban dos veces al mes, los proveedores de oxígeno ahora van cada dos días. Además, sumaron nuevas localidades, como Orán, donde se viralizó un video de dos enfermeras que con un catéter buscaban la forma de maximizar la capacidad de un tubo de oxígeno para dos pacientes. «El proveedor de Orán no éramos nosotros, y sin embargo les prestamos una máquina para que genere oxígeno. Salta tiene distancias muy grandes, de repente para ir y volver te podés hacer hasta 1.400 kilómetros», graficó Herrera sobre la logística.

Al «consumo instantáneo» le sumó lo que llamó «la psicosis del oxígeno». Tenemos 200 llamadas de teléfono por día que piden tubos de oxígeno por la psicosis que se está generando. En la desesperación, todos se quieren cubrir por las dudas. Hay que trabajar con información más real de algunas cosas y buscar mejorar la rotación de los cilindros y distribución», contó. El especialista señaló y criticó el comportamiento que se observa por estos días: «Un montón de gente, de manera particular, comienza a querer comprar tubos donde sea, está comprando gente que no lo necesita».

Según explicó Álvaro Herrera, de Oxitesa, empresa proveedora de oxígeno, las redes se deberían haber realizado en todos los hospitales porque así “lo indica la norma”. Ante la demanda, y dado que la capacidad de un tubo mediante red puede asistir a 10 personas mientras que sin red baja a solo una, se están realizando obras “sin respiro” en Güemes, Cerrillos, Cachi, Metán, Mosconi e Hipólito Yrigoyen. Mientras que a la vez se amplían las de Orán y Tartagal y se prevé una extensión también en el San Bernardo.

Además de la demanda actual por pandemia, Oxitesa debe atender a sus clientes de siempre, como los 600 que dependen de la oxigenoterapia para vivir. «Tenemos que seguir con esa provisión y no mezclar, porque si se contagian, se mueren», aseveró. Por ese motivo el personal tuvo que «aggiornarse» y buscar nuevos métodos.

Colectas

Las colectas se replicaron en diferentes localidades, muchas de ellas marcan un objetivo claro: «Comprar oxígeno». Incluso, algunos intendentes del interior, como el de La Merced, se sumaron en los últimos días al pedido que hizo el gobernador de donar los sueldos, y si bien no aportaron al fondo, compraron tubos de oxígeno.

Herrera destacó estas actitudes «loables» pero llamó a tener cuidado con el destino que se les da. «En Colonia Santa Rosa los agricultores, con total desinterés, hicieron colecta y la gente del pueblo compró tubos y cilindros del año 78, que ahora estamos viendo cómo llenarlos porque son viejos. El desconocimiento hace que muchas veces el esfuerzo no sea eficiente», aseveró el ingeniero que pidió coordinación con los mismos encargados de los hospitales para que sean específicos en lo que se necesita. «Quizá no sea necesario un tubo de oxígeno y sí equipos de primera protección, porque oxígeno no tendría que estar faltando», aseguró.

Redes de oxígeno inexistentes

La pandemia, como se advierte, desnudó falencias históricas en el sector sanitario. En este caso, dejó al descubierto la ineficiente provisión de oxígeno. «Son 20 años en los que nunca se hicieron las redes de oxígeno y la normativa dice que deben tener redes», advirtió Herrera, quien está al frente de la empresa salteña con 150 obras de plantas criogénicas de oxígeno en el país y el exterior (España, Perú, África).

El ingeniero explicó que la productividad del oxígeno es mucho más rentable con las redes: «Un tubo te alimenta una persona, con red, con un tubo podés alimentar hasta 10 personas».

Los hospitales que sí las poseen son el San Bernardo, el Materno Infantil, el Oñativia, el Milagro, Orán, Tartagal, Cafayate, y de los más recientes, de la Embarcación, que la construyó hace 10 años.

Dejanos tu comentario