Hubo 1.100 cortes de suministro de servicios durante la cuarentena

0
16

Estiman que bajó alrededor de un 30% la recaudación por la energía eléctrica.

Desde el Ente Regulador de Servicios Públicos (Enresp) informaron que hubo aproximadamente un 30 por ciento de baja de recaudación por el servicio de energía eléctrica y un 28 por ciento con respecto al servicio de agua potable durante la primera quincena de la cuarentena por el COVID-19.

Además, indicaron que hubo 1.100 cortes de suministros en toda la provincia durante el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

Con respecto a la baja de recaudación, el presidente del Ente Regulador de los Servicios Públicos, Carlos Saravia, manifestó: «El problema era que habían cerrado delegaciones y Rapipagos y no funcionaban las empresas que colectaban los caudales. Algunas empresas de cobro solo recibían débito o decían que no se podían pagar boletas atrasadas».

Añadió que, con posterioridad, se inició un proceso de rehabilitación de todas las bocas de cobranza. Hace un mes y medio se dictó una orden regulatoria para facilitar los pagos de boletas. «Impusimos que las tercerizadas tienen que cobrar con DNI o número de NIS. No tienen que exigir la boleta papel. Pueden cobrar las atrasadas y tienen que habilitar todas las modalidades de pago: efectivo, débito u otra electrónica», sostuvo Saravia.

Aseguró que de esa forma se revirtió la situación. «Del 30% de baja de recaudación pasamos a tan solo 15%», dijo.

Saravia indicó que la facturación disminuyó también por baja de consumo. «Desde enero que estaba aproximadamente en 940 millones, bajó en abril a 745 millones, es decir, que la curva ascendente normal se invirtió y que la facturación ha bajado unos 195 millones de pesos. Esta es una empresa que factura 10 mil millones al año y a la fecha, hasta abril, había recaudado 3.300 millones. No hay incremento de tarifas desde mayo de 2019 y no ha habido actualización por inflación desde marzo de 2019. No va a haber incrementos».

Agregó que desde el Enresp se insta al uso racional porque abril, mes en el que se ha expresado el aislamiento riguroso, ha habido más consumo domiciliario pero bajó el consumo en sectores productivos y comercios porque estuvieron cerrados.

Menos de 500 kw

El titular del Enresp informó que se acordó que todos los usuarios que consumieran menos de 500 kw no eran susceptibles de corte. «Una familia común no pasa las 250 kw. Los subsidiados, carenciados, consumen un tope de 180 kw, es decir que hemos preservado a 329 mil de los 358 mil usuarios a los cuales no se les ha cortado el servicio, o sea más del triple de lo que protegió el Presidente con su decreto 311 para jubilados, pensionados, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), desempleados, entre otros».

Saravia indicó que «todos ellos conforman de manera efectiva 100.000 titulares de suministro y el total de las personas que han venido a los padrones según la información del Cintec, que es un organismo de información social de la Nación es 165.000 de servicio de energía eléctrica y 156.000 de agua. El problema es que los 165.000 no son todos titulares de suministro, por eso un 30% quedó protegido con el no corte. Nosotros expandimos al 92% con este acuerdo, por eso los cortes que ha habido solamente se corresponden con grandes usuarios, es decir, el que consume más de 500 kw y que debía sumas considerables».

Con relación a los cortes de suministro en toda la provincia, durante la cuarentena, el presidente el Enresp refirió que: «De un total de 358.000 usuarios, el corte de suministro no ha sido una política agresiva. Un problema es que la administración pública tiene un funcionamiento restringido, entonces nosotros tenemos que seguir cruzando datos de padrones. Los que tenemos son provisorios y todo aquel que se crea con el derecho a la garantía del no corte que manda el decreto presidencial, es decir, adeudar tres facturas consecutivas o alternadas puede incorporarse».

«Hemos sido más flexibles con los que son protegidos. En este caso a nivel nacional ha salido una reglamentación del Ministerio de Desarrollo Productivo, la 173/20, que exige una acreditación de baja de facturación del 50% y, por supuesto, estar inscripto según la ley 25.300 en los registros. Sabemos que en Salta la economía es informal y nosotros hemos avanzado en esa flexibilidad, es decir, que en tiempos rigurosos por la pandemia aquí no había necesidad de traer papeles sino que podían mandar hasta fotos por WhatsApp», indicó. Añadió que la tasa de reconexión de luz durante la cuarentena no se ha aplicado.

«Los intereses moratorios durante la cuarentena, es decir, del 19 de marzo tampoco se aplican porque hay un caso de fuerza mayor. El interés de financiación en el plan de pago de 3 cuotas no se aplica. El interés de financiación en seis y nueve cuotas bajó de tasa activa a tasa pasiva y además fue dictada la resolución 555 del Ente Regulador que estableció el primero de abril un plazo de gracia de 60 días que se cumple el 1 de junio. Es decir que durante todo ese tiempo el usuario que no tenía luz podía ir y pedir el restablecimiento sin pagar un peso», destacó.

Es llamativo que muy pocas personas se han sumado a los padrones de planes de pago. «Solamente 60 personas fueron a acogerse. Esto habla de distintos fenómenos que hacen a la idiosincrasia: el más pobre y el jubilado tienen más propensión al pago. Los otros sectores son más especuladores y deben más», finalizó.

Dejanos tu comentario