¡Histórico! Jaguares jugará la final del Súper Rugby

0
23

Jaguares, la franquicia de la UAR en el Super Rugby, se clasificó anoche por primera vez a la final del certamen que reúne a los mejores equipos del Hemisferio Sur, al vencer por 39 a 7 a Brumbies, en el estadio de Vélez Sarsfield.

En el primer tiempo, el equipo argentino se fue en ventaja por 20 a 7, y a lo largo del partido logró marcar cinco tries, mediante Tomás Cubelli, Tomás Lavanini y Matías Orlando, en dos ocasiones y Emiliano Boffelli.

El conjunto que dirige Gonzalo Quesada definirá el título ante el ganador de Crusaders y Hurricanes, que se enfrentarán en la madrugada de hoy de la Argentina. En caso de ganar Crusaders, el torneo se definirá en Nueva Zelanda, pero si el vencedor de la semifinal es Hurricanes, el título estará en disputa en Buenos Aires.

El arranque de Jaguares no pudo ser mejor, porque tras un error en la última línea de Brumbies, la ovalada quedó “viva” y Cubelli la capturó para apoyar en el ingoal rival.
Con el 7-0 en apenas 5 minutos, el equipo argentino ganó en confianza y exhibió un repertorio de velocidad y precisión que dejó a Brumbies sin tiempo para una reacción.

En ese sentido, el trabajo de Petti y Lavanini fueron vitales para posicionar al equipo adelante, y sobre los 20 el grandote número 4 aprovechó un maul estupendo y apoyó el segundo try local.

Brumbies no pudo nunca encontrar el ritmo del partido, que siempre lo manejó Jaguares, en gran medida por la capacidad de Cubelli y las precisas patadas de Díaz Bonilla.

Luego de los primeros 25 minutos intensos de Jaguares, Brumbies pudo salir de su campo para tratar de empezar a acortar distancias, pero en el último minuto logró apoyar en el ingoal argentino para acercarse en el marcador.

En la segunda parte, todo siguió siendo casi un monólogo de Jaguares, en gran medida porque si bien Brumbies intentó ir hacia adelante, una tremenda contra de Moroni terminó con el primer try de Orlando.

Entonces la gente, más de 30.000 personas, se dio cuenta de que esta semifinal no se le podía escapar a Jaguares, que siempre tenía un poco más para dar y, de a poco, terminó aniquilando cualquier reacción de Brumbies, que cuenta con varios Wallabies.

Nuevamente, Orlando rompió línea con una diagonal perfecta y apoyó bajo la “hache” en una nueva muestra de superioridad, que se evidenció en que Brumbies casi no cruzó la mitad de cancha en los últimos 15 minutos.

Una gran corrida de Boffelli terminó de ponerle la frutilla al postre de una noche que el rugby argentino, sobre todo esta franquicia, estaba pugnando por conseguir hace 4 años.

Dejanos tu comentario