Fernández recibió el renovado respaldo de los gobernadores a las medidas contra la pandemia

0
15

El encuentro fue un paso previo al anuncio sobre una nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio que vence el domingo y que daría lugar a una etapa de cuarentena «focalizada» con la liberación de algunas actividades productivas.

El presidente Alberto Fernández recibió hoy de los gobernadores de provincias un firme apoyo a las medidas tomadas para hacer frente a la pandemia de coronavirus, en una videoconferencia previa a los anuncios oficiales sobre el modelo de aislamiento social que regirá a partir de la semana próxima.

Fernández completó así el proceso de asesoramiento, consultas y cambio de opiniones, que incluyó una reunión ayer en la Residencia de Olivos con los miembros del comité de expertos integrado por epidemiólogos, médicos y científicos.

La tercera fase del aislamiento social obligatorio vencerá el domingo y dará paso a una nueva etapa de cuarentena «focalizada», con la liberación de algunas actividades productivas en determinadas provincias.

El Presidente estuvo acompañado en Olivos por el gobernador bonaerense; Axel Kicillof, el jefe del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; y por algunos de sus colaboradores, como el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y los ministros de Salud, Ginés González García; y de Interior, Eduardo ‘Wado’ De Pedro, además del secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

Del otro lado del escritorio semicircular que ocupó el jefe de Estado, los funcionarios y Kicillof, en las pantallas iban apareciendo, a su turno, cada uno de los mandatarios.

Durante el intercambio, los gobernadores presentaron sus realidades y necesidades, y ratificaron su respaldo absoluto expresado por los mandatarios.

Esa postura quedó explícita también en las redes sociales y en declaraciones a medios de comunicación que emitieron algunos gobernadores.

El intercambio entre Olivos y las provincias se prolongó durante casi cuatro horas, en lo que fue la víspera del anuncio que se espera para mañana de una nueva fase del aislamiento, de cara a la finalización de la fase de «cuarentena administrada» que culmina el domingo y el inicio de la «cuarentena focalizada» que ya comenzó hoy en varias provincias, con la apertura gradual de algunas actividades.

Los funcionarios y el gobernador bonaerense llegaron a Olivos a partir de las 15, una hora antes del horario que estaba previsto el inicio del contacto virtual entre las provincias y la Residencia de Olivos, donde el Presidente transcurre su período de aislamiento desde el 20 de marzo, cuando se tomó esta medida de carácter social, preventivo y obligatorio, para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

La cuarentena «focalizada» se inició hoy con la publicación en el Boletín Oficial de varias resoluciones que oficializan la reanudación de una serie de actividades, como las obras de construcción en el ámbito privado y la de las «profesiones liberales» en algunas provincias.

Las disposiciones, firmadas por el Jefe de Gabinete y el ministro de Salud se dieron a conocer en el marco de la denominada cuarentena «administrada», a través de la cual el gobierno nacional viene autorizando la reanudación de ciertas actividades y servicios en los distritos que presentan baja circulación del virus, previa verificación por parte de las autoridades de salud y con el estricto cumplimiento de protocolos

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño no planteó aún modificaciones al aislamiento, iniciado el 20 de marzo pasado, y, en el caso de Kicillof, sólo analiza levantar algunas actividades en poblaciones rurales del interior de la provincia de Buenos Aires, aunque las restricciones seguirán siendo estrictas en el conurbano bonaerense.

El aislamiento comenzó el 20 de marzo y ya tuvo dos prórrogas -el 31 de marzo y el 12 de abril-, mientras se espera que tras el encuentro de hoy el gobierno anuncie cuáles son los pasos a seguir respecto a la continuidad de la medida, luego de haberse reunido ayer el mandatario con el comité de expertos y científicos y funcionarios de su Gabinete.

En paralelo, se fueron sucediendo distintos contactos entre gobernadores y el ministro del Interior, Eduardo ‘Wado’ De Pedro, en Casa de Gobierno, en el que se intercambió información y se recibieron las propuestas que de los gobiernos provinciales.

A lo largo de la semana, se fueron dando a conocer las resoluciones oficiales que liberaban algunas actividades, como las obras de construcción en el ámbito privado y la de las «profesiones liberales» en algunas provincias.

Las disposiciones, firmadas por el Jefe de Gabinete y el ministro de Salud se dieron a conocer en el marco de la denominada cuarentena «administrada», a través de la que el gobierno nacional viene autorizando la reanudación de ciertas actividades y servicios en los distritos que presentan baja circulación del virus, previa verificación por parte de las autoridades de salud y con el estricto cumplimiento de protocolos

Hoy, también se oficializó, tras una reunión del equipo económico, la aprobación del pago del salario complementario para las empresas de hasta 800 empleados, en el marco del programa de Asistencia al Trabajo (ATP), destinado a afrontar los coletazos económicos por el coronavirus, informaron a Télam fuentes oficiales.

Fue anunciado tras la reunión de gabinete que se reunió esta mañana en la Casa Rosada, encabezada por el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien además sostuvo que la próxima semana «se evaluarán los pedidos de las empresas restantes».

Luego del análisis de los pedidos de asistencia, en esta primera instancia, se tomaron las empresas de menos de 800 trabajadores incorporados en los listados de sectores seleccionados, y se determinó que 1.600.000 trabajadores y empleados de casi 160.000 empresas recibirán el pago del salario complementario, equivalente al 50% del salario de bolsillo, con un mínimo equivalente al salario mínimo vital y móvil y un máximo equivalente a dos salarios mínimo vital y móvil, según se informó oficialmente.

Asimismo, se definió que 24.116 empresas que emplean a 255.082 trabajadores pertenecientes a algunas ramas de los sectores turístico, cultural y de salud, recibirán una reducción del 95% de las contribuciones patronales con destino al Sistema Integrado Previsional Argentino, y tendrán aprobada, en esta primera tanda, una postergación de 60 días, ya que se trata de áreas que han tenido mayor impacto en sus ingresos y seguirán en esa situación.

Dejanos tu comentario