El Consejo Federal de Educación confirmó que ningún alumno repetirá de año y que la promoción se definirá en 2021

0
23

El Consejo Federal de Educación anunció que la promoción se definirá en 2021. La propuesta porteña de regreso parcial a las aulas, que había generado rechazo docente, será desestimada.

El Consejo Federal de Educación, que reúne a los ministros del área de todo el país, resolvió que, dado el contexto de educación en emergencia, ningún estudiante repetirá este año, formando una única «unidad pedagógica» con el año próximo y dejando la definición de la promoción para fin de 2021. Además, luego de que el gobierno porteño anunciara un plan de vuelta a las clases presenciales para unos 6 mil chicos y chicas de la Ciudad, pertenecientes a las poblaciones más vulnerables –medida que tuvo fuerte rechazo de los gremios docentes y la comunidad educativa en general, por considerar que era imposible cumplir con los protocolos de cuidado y que se estaba «experimentando» con los chicos de menos recursos–, el ministerio de Educación de la Nación dejó trascender ayer que no aprobará el protocolo para que tal regreso se ponga en práctica.

La decisión de no habilitar las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires –una idea presentada por la ministra de Educación porteña Soledad Acuña bajo el nombre «Conectate en la escuela», que proponía la habilitación de espacios con conectividad para que los chicos siguiesen haciendo actividades virtuales– será anuciada el miércoles oficialmente desde la cartera nacional. En su lugar, desde Nación propondrán, con colaboración del gobierno porteño, un plan para repartir computadoras a esos chicos que hoy no tienen acceso a la «escuela en casa» por falta de recursos o de conectividad.

En rigor, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, ya había manifestado días atrás que «no están dadas las condiciones epidemiológicas en la Ciudad para el regreso a las aulas», advirtiendo que “la prioridad es el cuidado de la salud de la comunidad educativa», por lo que podía inferirse que el regreso a clases, de la forma y en el momento en que se propouso desde la ciudad, no contaría con la aprobación de la Nación.

En cuanto al modo en que se desarrollará lo que resta del ciclo lectivo en todo el país, y los criterios de evaluación, acreditación y promoción que se tendrán en cuenta en este contexto absolutamente extraordinario, el Consejo Federal de Educación resolvió la creación de una unidad pedagógica que abarcará el actual ciclo lectivo y el del año que viene. El Programa Acompañar: Puentes de Igualdad fue anunciado en este marco como el modo de acompañar la próxima etapa de retorno progresivo a las escuelas, garantizando la educación obligatoria y apuntando a evitar la deserción escolar.

Sobre el pasaje de un nivel educativo a otro, se resolvió que en el caso de las y los niños que actualmente están en la sala de 5 años del nivel inicial promocionarán directamente al primer grado de primaria, y que en el ciclo lectivo 2021 ambos niveles trabajarán en conjunto la planificación pedagógica.

Para el último año de primaria, «las actividades de formación podrán extenderse hasta marzo de 2021» y la acreditación final de aprendizajes (el examen evaluatorio) tendrá lugar en los meses de diciembre y marzo. Quienes no alcancen los niveles de logro establecidos para marzo, pasarán al nivel secundario bajo la figura de «promoción acompañada» y recibirán horas de clase extra a lo largo del año.

En cuanto al último año de secundaria, se propone un «Trayecto Curricular de Finalización del Nivel Secundario 2020» de aprobación obligatoria, con instancias de acreditación en diciembre, marzo y abril. Se ofrecerán espacios de formación como mínimo durante el mes de febrero y hasta la finalización del año lectivo 2020 (marzo 2021).

Así planteado, el fin de este año escolar tan particular no incluye en ninguna de las instancias una idea de «promoción automática«: se propone reorganizar los contenidos, en una unidad pedagógica que «pega» este año al próximo, para que el año que viene puedan ser acreditados.

Según lo resuelto, una vez finalizado el aislamiento y durante la etapa de retorno progresivo a las escuelas convivirán tres formas de transitar la educación obligatoria: presencial, no presencial y combinada. «En cada uno de los niveles obligatorios se van a reorganizar contenidos respetando los propósitos formativos y las metas de aprendizaje», detallaron.

Con respecto al sistema de evaluación, la asamblea del CFE determinó que todos los aprendizajes que tuvieron lugar durante 2020 serán «evaluados y acreditados», para continuar en una progresión de aprendizajes «que abarcará el ciclo 2020 y el 2021 como una única unidad pedagógica».  Tal como viene ocurriendo, esa evaluación será conpetual y no con nota, «para que cada jurisdicción decida cuándo y con qué finalidad repone el uso de escalas de calificaciones».

“Buscamos llevar tranquilidad y certeza a la comunidad educativa de cómo abordaremos el fin del ciclo lectivo 2020 y su articulación con el año próximo”, explicó el ministro Trotta. Y en referencia a las desigualdades expuestas y amplificadas por la pandemia, destacó que con el programa Puentes de Igualdad se busca «acompañar y contener a las y los estudiantes que han quedado des-escolarizados en este contexto”.

Dejanos tu comentario