Docentes cerrillanos continúan plantando árboles a la vera de la autopista

0
14

En esta oportunidad colocaron 60 ejemplares. Hace un mes atrás plantaron otros 50 en inmediaciones de la ruta provincial 24, Camino a Colón.

Nuevamente, los docentes de Cerrillos se pusieron el cuidado del ambiente sobre los hombros y plantaron 60 árboles, a la vera de las rutas que atraviesan la localidad. Esta vez lo hicieron a ciclovía de la autopista Circunvalación Oeste. Se sumaron en esta oportunidad ambientalistas y periodistas.

Hace aproximadamente un mes colocaron medio centenar de ejemplares en la ruta provincial 24, conocida como Camino a Colón. Entre las especies elegidas se destacan los arces, molles, leucaenas, fresnos y jacarandás.

Participaron profesores y maestras del colegio Pacto de los Cerrillos y de los jardines de infantes de la escuela Benjamin Matienzo, del paraje Las Blancas.

 

Desde hace décadas, cada verano la localidad sufre los embates de las inundaciones. Esta situación se vio agravada en los últimos años por el avance de las urbanizaciones. En este sentido, la forestación ayuda a evitar la erosión del suelo, ya que las coberturas vegetales funcionan como esponjas que filtran el agua a las raíces, sin ellas el agua escurre provocando los anegamientos.

 

Tanto por Camino a Colón como por la autopista se extienden ciclovías, que son utilizadas diariamente por centenares de personas para realizar actividades aeróbicas. Se han convertido en sitios para el esparcimiento y la práctica de disciplinas aeróbicas, por lo que las arboledas suman una mayor calidad de vida a los vecinos, dan sombra y favorecen a la fauna, que en las últimas décadas perdió mucho terreno con el avance de los loteos.

La forestación urbana y suburbana, es imprescindible para combatir la contaminación y el calor. Junto a la tarea de generar arboledas hay que concientizar a los vecinos para que los jóvenes ejemplares puedan desarrollarse. La gente debe tener en cuenta los beneficios de contar con árboles para su propio bienestar.

Un profesor limpia la ciclovía de la ruta 23

Este año, con las limitaciones que impuso la cuarentena a causa de la pandemia de Covid 19, mucha gente se volcó de lleno a las actividades físicas, especialmente a las caminatas y paseos en bicicleta.

Estos nuevos hábitos generan comportamientos que nada tienen que ver con la salud y con el disfrutar del aire libre. Arrojar basura en estos trayectos es, lamentablemente, una constante. Por otra parte, en tiempos de lluvias la maleza no tarda en crecer y las caminerías y senderos son invadidas por los yuyos.

Mauricio Cruz, vecino de Cerrillos y profesor de Educación Física, tomó la iniciativa de desmalezar la ciclovía que une el casco urbano de la localidad con el paraje Santa Teresita. En solitario, machete en mano, pone periódicamente en condiciones el camino para que lo disfrute la gente que de mañana, tarde y noche realizan actividades aeróbicas en ese tramo de aproximadamente 3 km que se extiende al costado de la ruta provincial 23 (Camino a Rosario de Lerma).

 

En ese trayecto, solicitan a la Municipalidad local que se coloquen cestos de basura, para que desde allí puedan ser retirados por los camiones recolectores.

Dejanos tu comentario