Día del Gaucho | «El Gaucho tiene un amor profundo a su cultura, a sus tradiciones y a la patria»

0
112

En un día tan especial para la cultura y el folclore argentino dialogamos con José de Guardia de Ponté, presidente del COFFAR, quien habló tendidamente sobre el gaucho, el origen de la celebración y un análisis del Martín Fierro.

«En el Martín Fierro, José Hernández no escribe un homenaje al gaucho, sino un lamento. Escribe la muerte del gaucho, las penurias que sufre el gaucho en las pampas. Está haciendo una especie de reclamo a la argenitinidad de esa época que miraba hacia Europa.

Denuncia que el gaucho había sido perseguido, los sacaron de las pulperías y los pusieron en los ejércitos; lo mandaban a las fronteras con los indios para que ahí murieran. En un momento dado el gaucho es exterminado. También eran `malditos´, así lo consideraba la gente fina, educada y civilizada de Buenos Aires; sin hablar de Sarmiento, que decía que no servían ni siquiera para regar la tierra con su sangre.

Hay un desprecio muy fuerte de la sociedad porteña que miraba hacia Europa, que desdeñaba, peyorizaba y aborrecía a nuestra cultura. Cuando organizaron la inmigración, creían que de Europa iba a venir lo mejor, pero Europa le mandó a los excluidos del sistema y esta gente se agolpó en Buenos Aires y les llamaban `atrevidos´ por `su ignorancia´. Cuando ven a `esa chusma´ que bajaba de los barcos `como ratas´ con diferentes lenguas, necesitaban urgentemente resucitarlo al gaucho para hacer frente a esa extranjería.

Es ahí cuando les viene muy bien el Martín Fierro, que había sido escrito como una denuncia, para crear un `caballero de las pampas, un arquetipo de la nacionalidad´, pero no tomaron en cuenta que era un gaucho ficticio, un patrón mal disfrazado de gaucho.

Gauchos reales:

Se olvidaron que si existían gauchos nobles, soldados que defendían a la patria; que van a ser los centauros en el norte, los gauchos de Güemes; que van a ser los Granaderos a Caballos.

San Martín no cruzó solo la Cordillera, lo hizo con los gauchos cuyanos. Güemes no defendió solo el norte, lo hizo con la sangre de los gauchos salteños, jujeños, tarijeños.

A veces nos olvidamos de los grandes héroes, en ese momento argentinos, como Uriondo, como Fernández Campero, como Camargo.

Eduardo Arias: Fue un gran lugarteniente de Güemes, que en un momento dado y como pasaba en esos tiempos, se desconocían. En la última parte de al historia güemesiana el amigo Arias se da vuelta, y se enfrenta a Güemes defendiendo a Bernabé Araoz en Tucumán. Cuando Güemes invade Tucumán, va a ser justamente Arias, quien conociendo las técnicas de las guerrillas gauchas de Salta va a defender a Bernabé Araoz de la invasión de Güemes. El General Arias, es el gran héroe de la Batalla de Humahuaca, se le dio una condecoración de una estrella de cinco puntas por las glorias logradas en la defensa en la 6º Invasión Realista.

Política:

La creación de la imagen del Gaucho por parte del porteño fue funcional a una idea de país. Esto fue funcional no solo para enfrentar a los inmigrantes, sino a las ideologías que traían. Venían con el comunismo, el anarquismo, el socialismo, el sindicalismo, que para la alta clase porteña era terrible; en ese momento solo había ricos (oligarcas) y pobres. Entonces había que crear un símbolo que represente una identidad nacional y así nacionalizar a los inmigrantes; tenían que ser absorbidos por la tierra, y esto se logra a través de esta literatura gauchesca.»

Literatura:

Gauchesca: Obra escrita por gente culta.

Gaucha: Coplas que nace del pueblo, por gente campesina.

La vuelta del Martín Fierro: Es más sumisa, más conciliadora. «Recomienda convertirse en un gaucho dócil, obediente al patrón».

Historia:

El gaucho en el sur estaba muy mal visto, era pendenciero. El gaucho en el norte era un soldado, era miliciano.

Hasta ahora, los gauchos del norte son milicianos, tienen Fortines. Según nuestras leyes, si Argentina entra en guerra, los fortines de gauchos tienen que tomar las armas como militares. Incluso desfilan en los acontecimientos patrios como militares.

Los Infernales: Güemes, para lograr que sus milicias gauchas entren dentro del fuero militar crea el Regimiento 5º de Caballeria Ligera «Los Infernales» e incorpora a sus cinco mil gauchos dispersos. El fuero militar estaba fuera de la ley civil, estaba debajo de la ley marcial, por otra parte también podían alimentarse con lo que encontraran. Los gauchos se comían las vaquitas y de ahí nacieron conflictos entre los hacendados y Güemes.

Además, dentro del fuero militar, se les prometía un acre de tierra. Entonces, pasaban de ser «nada» a propietarios; eso se cayó después de la muerte del General y muchos tuvieron que huir con las manos vacías.

AUDIO de la ENTREVISTA:

https://ar.ivoox.com/es/fm-la-20-entrevista-a-jose-de-audios-mp3_rf_45177114_1.html

Dejanos tu comentario