Devuelven al mar a un elefante y cuatro lobos marinos

0
16

Los animales habían sido rescatados en Escobar y Tigre, provincia de Buenos Aires, y en Gualeguaychú, Entre Ríos. Fueron rehabilitados en San Clemente del Tuyú.

Devuelven cuatro lobos y un elefante marinos al mar en la provincia de Buenos Aires

Cuatro lobos marinos y un elefante marino que fueron rescatados en las últimas semanas en cauces de agua dulce de Entre Ríos y de la provincia de Buenos Aires fueron devueltos al mar el viernes pasado tras ser rehabilitados en San Clemente del Tuyú.

El operativo de devolución de los animales estuvo a cargo de personal de la Fundación Mundo Marino, que se encargó de depositarlos de nuevo en su hábitat natural, la playa de esa zona de la provincia de Buenos Aires.

Dos de los cuatro lobos marinos juveniles de la especie de Dos Pelos Sudamericano (Arctocephalus australis) fueron capturados en el delta del Paraná, en Tigre, mientras que otro apareció en el río Luján a la altura de Escobar, y el último fue rescatado en el río Gualeguaychú, frente a la ciudad homónima, en Entre Ríos.

Por algún extraño motivo los jóvenes animales se perdieron y terminaron en aguas dulces

“La mayoría de estos animales son juveniles que se internan en cauces de agua dulce a través de alguna desembocadura a aguas oceánicas en búsqueda de comida. Su principal actividad en esta etapa etaria es la búsqueda de alimento y no tienen compromiso con fines reproductivos”, explicó Sergio Rodríguez Heredia, biólogo a cargo del centro de rescate de la Fundación Mundo Marino.

“Seguramente sean de las colonias que se encuentran frente a Uruguay. Una vez que los animales cachorros abandonan la colonia, es posible que debido a ese vagar por el océano en búsqueda de alimento terminen incursionando en cursos de agua dulce”, agregó.

Los lobos marinos y el elefante, que fue hallado en el Tigre, fueron derivados por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación a las instalaciones de la fundación en San Clemente del Tuyú, donde estuvieron varias semanas en rehabilitación.

“Los cuatro lobos ingresaron con una desnutrición moderada. Se les tomó una muestra de sangre al ingreso y otra antes de darles el alta médico veterinaria. En todos los casos les aplicamos un tratamiento de sostén que consistió en la hidratación, alimentación y desparasitación del animal”, aseguró Ignacio Peña, médico veterinario de la Fundación Mundo Marino.

Dejanos tu comentario