Desarrollo Social trabaja para fortalecer el trabajo de merenderos

0
30

Desde este lunes reparte en estos espacios comunitarios mercadería junto con algunos elementos de seguridad sanitaria.

El Ministerio de Desarrollo Social, a través de la Secretaría de Políticas Sociales y como parte de un trabajo articulado con merenderos comunitarios de la provincia, se encuentra repartiendo esta semana mercadería para el funcionamiento de estos además de algunos elementos de seguridad sanitaria.

La entrega, que continúa el trabajo de la semana pasada cuando se les proveyó de alimentos donados por productores salteños, comenzó este lunes en barrios de la Capital, donde funcionan aproximadamente 250 merenderos mientras se coordina la llegada de alimentos a los del interior.

“La solidaridad y el compromiso social son fundamentales en este tiempo de pandemia que nos llama a estar más unidos que nunca por aquellos que más lo necesitan”, expresó la ministra de Desarrollo Social Verónica Figueroa días atrás cuando mantuvo un encuentro con personas a cargo de merenderos.

En aquella ocasión también hubo coincidencia en señalar el aumento de la demanda en estos espacios barriales donde se atiende a un promedio mínimo de 75 personas por establecimiento.

Allí también se puso en común acuerdo un protocolo de actuación que indica, entre otros puntos, la entrega a adultos de los alimentos para su posterior traslado dado que los chicos no pueden asistir al lugar por el aislamientos social, preventivo y obligatorio. Tal acción se denominó “Puertas solidarias”.

Al respecto, el secretario de Poliíticas Sociales, Juan Carlos Villmaayor indicó: “Fruto de las conversaciones personales con distintas organizaciones sociales y merenderos se llegó a una inteligencia común que llamamos Puertas Solidarias, dado que no se puede seguir con la modalidad presencial de niños en merenderos. Y, como se incrementó la demanda alimentaria fruto de la pandemia, el trabajo de la gente en los distintos barrios se está reconvirtiendo para proveer alimentos a las familias de aquellos padres y madres que han visto menguados o hasta impedidos sus ingresos”.

“El Estado hace un apoyo alimentario, no es una sustitución ni una política de reemplazo de la canasta familiar sino que es un apoyo a través de mercadería y otras asistencias como elementos de higiene”, puntualizó el funcionario.

Y agregó: “Agradecemos de corazón a todos los actores sociales que con real vocación trabajan día a día y de forma espontánea dando un ejemplo de solidaridad y fraternidad con los vecinos del barrio. Y pedimos disculpas si por algún motivo de las complicaciones propias del aislamiento obligatorio se ha visto demorada la asistencia alimentaria. En este sentido, el Estado está haciendo esfuerzos en virtud de la orden irrestricta impartida por el gobernador Sáenz”.

Las entregas

Los módulos de alimentos oficiales están integrados por arroz, azúcar, yerba, sémola, harina, maíz pelado, postre y flan, cacao y maicena. Asimismo, se siguen entregando aquellos que fueron donados solidariamente productores de la provincia.

El lunes comenzó la entrega en merenderos independientes y de movimientos sociales  de la zona oeste alta de la ciudad y en parte de la zona sureste para continuar en la semana en los otros sectores de la ciudad.

Aquellos que cuentan con movilidad propia, también hicieron o harán en estos días el correspondiente retiro de la mercadería. Estaba previsto que las entregas continuasen hasta el sábado en la Capital.

Actualmente se encuentran funcionando alrededor de 450 merenderos en la provincia, gracias a los que se asiste a al menos 28.000 personas entre niños, adultos mayores, embarazadas y personas en estado de vulnerabilidad. Además se está analizando la incorporación de nuevos espacios ya que la demanda aumentó en las últimas semanas por la cuarentena.

Dejanos tu comentario