COVID-19: la evolución del concejal de Tartagal que recibió plasma es “rotunda”

0
10

El paciente tiene 70 años. Se evitó que llegue a usar respirador.

Uno de los primeros pacientes de la provincia que recibió plasma, evoluciona favorablemente. Aseguran que luego de la aplicación, el cambio fue «rotundo».

«Está evolucionando muy bien. Se notó el cambio después del plasma. El paciente uno nos dio muy buenos resultados en sus cambios clínicos», indicó Juan López, gerente del hospital Juan Domingo Perón de Tartagal, que manifestó estar «muy contento».

Si bien este no es el primer paciente que recibió plasma de Tartagal, si es el primero que realizó el tratamiento en la localidad. El caso del médico de la ciudad norteña que fue uno de los primeros en recibir plasma en la provincia, fue tratado en el Hospital Papa Francisco, con plasma donado desde Tucumán. El servicio de donación de plasma no estaba entonces habilitado en Salta.

El paciente de 70 años fue derivado desde un centro sanitario privado con un cuadro agudo. «Cuando llegó, empezó a tener agitación, baja de saturación y aumento de la frecuencia respiratoria, agitación. Entonces, eso es lo que motivó que hiciéramos la consulta con la SATI (Sociedad Argentina de Terapia Intensiva) para la activación del botón rojo. Ellos nos dieron una guía para que veamos donde estábamos parados», contó el médico que asumió la gerencia del hospital en enero pasado.

El plasma se aplica una sola vez, la cantidad varía según el peso del paciente que debe ser sintomático y con diagnóstico clínico complejo. «Por su edad y su clínica estaba dentro de los pacientes que se pueden incluir en receptor de plasma. Hay un momento donde se debe aplicar, es el momento justo clínico, antes que se agrave y se complique el cuadro», indicó López. El profesional advirtió que en este caso, la evolución se evidenció en tan solo algunas horas. «El cambio fue rotundo. Se evitó que caiga con respirador», concluyó.

Dejanos tu comentario