Contrabando: acusan a un productor y 6 camioneros

0
70

Transportaban 198 toneladas de grano sin documentación.

Un agricultor y seis camioneros fueron imputados por el delito de contrabando de exportación agravado por el número de intervinientes y el valor elevado de la mercadería transportada. El juez federal de Garantías de Orán, Gustavo Montoya, hizo lugar a la presentación de la acusación.

La imputación cayó sobre Carlos Raúl Llanos, Miguel Ángel Monge, Miguel Ángel Herrera, Germán Gabriel Brandán, Rubén Martin Gómez, Adrián Alejandro Tinte y Hugo Cesar Zanassi, a instancias de las actuaciones del fiscal federal Marcos Romero, de la Sede Descentralizada de Tartagal, y el auxiliar fiscal Rafael Lamas.

Las actuaciones se iniciaron a raíz de un procedimiento realizado por gendarmes del Escuadrón 52 en el cruce de las rutas 81 y 34, en la localidad de Senda Hachada.

En ese lugar, el 4 de febrero pasado, los gendarmes detuvieron seis camiones con acoplado que circulaban de sur a norte, de los cuales cuatro transportaban 136.500 kilos de soja a granel, mientras que los otros dos restantes llevaban 62 mil kilos de semilla de maíz, sin ninguna documentación que avalara su transporte.

Ante personal de la fuerza de seguridad los camioneros sostuvieron que no llevaban carga. Sin embargo, cuando los uniformados golpearon los acoplados y el sonido seco reveló lo contrario, como así también el estado de las ruedas, los choferes se desdijeron.

El dueño de la carga manifestó que tenía previsto eludir los controles ofreciendo el pago de 10 mil pesos por cada camión, resaltó el fiscal. Sostuvo que los conductores reconocieron que transportaban la carga secuestrada, la cual había salido de la localidad de Las Lajitas y tenía como destino San José de Pocitos (Bolivia).

En el devenir del procedimiento el fiscal mencionó que en el lugar se hizo presente Llanos, quien expresó ser el dueño de las cargas que transportaban los camiones demorados. «Esto no es todo, pues ante la presencia de testigos y el personal interviniente, manifestó de manera espontánea que tenía previsto evadir los controles de «Aguaray’ y «Rentas’ de la localidad de Profesor Salvador Mazza a través de un pago de 10 mil pesos por cada camión en cada puesto de control antes mencionado», resaltó el fiscal.

El fiscal indicó que dispuso las medidas procesales útiles del caso, las cuales se cumplieron con intervención del Juzgado Federal de Garantías, lo cual permitió el secuestro de la mercadería y de otros elementos. Agregó que la intención dolosa de los acusados quedó manifiesta no solo por la actuación atinada de los gendarmes sino también por el reconocimiento del propietario de la carga de granos que iba a ser transportada al país vecino.

Destacó que, para ello, se previó realizar el transporte ilegal en horas de la noche, como así también se había previsto el pago de dádivas a fin de lograr el cometido con una carga cuyo valor se estima en 10.268.350 pesos, monto que supera ampliamente el límite de tres millones establecido por el Código Aduanero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + quince =