Condenado a 8 años y 6 meses prisión por asesinar a un indigente

0
12

Patrocinio Escalante deberá cumplir una pena de 8 años y 6 meses de prisión efectiva por el homicidio del indigente Christian Alberto Mendoza. Se comprobó que el ahora condenado lo ahorcó hasta la muerte con un cinturón.

El Tribunal de la Sala VI de Juicio, integrado por los jueces Guillermo Pereyra, José Luis Riera y Martín Pérez, dieron a conocer este jueves el veredicto donde imponen a Patrocinio Escalante la pena de 8 años y 6 meses de prisión efectiva como autor del delito de homicidio simple en perjuicio de Christian Alberto Mendoza.

En el mismo fallo, se dispuso que se le extraiga al condenado material genético por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.

Imagen

Representó al Ministerio Público el fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio, quien solicitó se le aplique una pena de 12 años y la defensa solicitó su absolución por legítima defensa y en forma subsidiaria la pena mínima por exceso en la legítima defensa.

Cómo fueron los hechos

El hecho ocurrió la madrugada del jueves 17 de octubre de 2019, en la galería del Seminario Metropolitano 8118, edificio ubicado sobre calle Mitre y Necochea, donde ambos hombres en situación de calle se trenzaron en una disputa.

Luego, Patrocinio Escalante, de 65 años, se dirigió a buscar personal policial que realizaba tareas de patrullaje y dijo que un hombre intentó quitarle un reloj y que por ese motivo lo agredió con el cinto.

Del legajo de investigación surgió que Christian Alberto Mendoza, conocido como “Canota” o “Marcos”, dormía en el mencionado lugar y que fue sorprendido por Patrocinio Escalante, quien con un cinturón lo ahorcó hasta la muerte.

Declaraciones testimoniales permitieron establecer que quien dormitaba en el lugar era la víctima e identificaron a Escalante como una persona violenta.

Peritos del CIF verificaron en las prendas del acusado la existencia de manchas de sangre y descartaron la presencia de lesiones en su cuerpo. En cambio, la víctima tenía diversas heridas en cuerpo y rostro.

La autopsia determinó que la muerte de Mendoza se produjo por asfixia mecánica por compresión extrínseca del cuello compatible con estrangulación.

Dejanos tu comentario