Con 42 casos, Jujuy construirá un hospital de campaña en Abra Pampa

0
27

Ayer se confirmaron otros tres casos. Ampliarán la capacidad de testeos en la vecina provincia.

Luego de cuatro días de confirmación de casos positivos en Jujuy, el gobernador Gerardo Morales confirmó anoche tres nuevos casos de COVID-19 en la provincia y anunció que en los próximos días se construirá un hospital de campaña en la localidad de Abra Pampa, para atender los casos positivos.

En conferencia de prensa, el COE confirmó anoche tres nuevos casos positivos que se suman a los 18 confirmados en la jornada del sábado, y a los 19 confirmados en los últimos días, por lo que la cantidad de contagiados asciende a 42 en total en la vecina provincia.

Morales se refirió a la situación epidemiológica de la provincia y afirmó que «estamos en el centro del ring», e indicó que «la situación es complicada pero está controlada respecto al primer caso confirmado, y es más complicada respecto al segundo caso confirmado, que hasta el momento sumó 200 contactos estrechos, por eso estamos terminando de construir y ordenando la situación».

Los tres nuevos casos confirmados ayer corresponden a una persona del sistema de salud en la localidad de Abra Pampa, un policía de la ciudad de San Pedro y una persona del barrio Belgrano -de la capital- que es un contacto estrecho del primer caso confirmado.

El gobernador resaltó que el COE realiza fuertes operativos en las ciudades más afectadas para controlar los contagios, pero advirtió que «en las próximas jornadas se podrían confirmar nuevos casos de coronavirus».

Por otra parte, Morales anunció que en el transcurso de esta semana se instalará un hospital de campaña en la localidad de Abra Pampa (con 30 camas), la más afectada por los contagios, y que además se sumarán entre 20 y 30 camas en los hospitales de campaña que ya fueron construidos en Perico, San Pedro y Libertador General San Martín.

Responsabilidad

El mandatario llevó tranquilidad al pueblo jujeño, pero pidió «trabajar en la responsabilidad social de cada uno para evitar que el virus siga propagándose».

Además afirmó que el equipamiento para el personal de salud está garantizado y resaltó el trabajo que realizan para controlar la situación.

Morales indicó que los casos positivos en la provincia «son asintomáticos», por lo que resaltó la estrategia sanitaria de la provincia en cuanto a la capacidad de testeos que se realizan en las fronteras y hospitales de campaña.

En este sentido destacó que se realizan 260 test diarios y que esta semana se ampliará para realizar hasta 300 por día.

Por otra parte, el ministro de Seguridad, Ekel Meyer, indicó que «se testeó a todo el personal de seguridad de la línea de frontera, que es el que está más expuesto» y agregó que «se realizó un hisopado a todo el personal policial que estuvo en contacto con los dos policías que dieron positivo para COVID-19».

Finalmente, el ministro Meyer garantizó la protección del cien por ciento de todo el personal de seguridad en la frontera.

Los jujeños festejaron el día nacional del padre

A pesar de los esfuerzos del Gobierno por evitar la circulación, los jujeños que pudieron eludir los retenes policiales visitaron a sus padres y se sumaron al tradicional almuerzo que, con ironía, llamaron el “día nacional del padre”.

Es que el Gobierno de Jujuy postergó para el 12 de julio esta celebración, momento en el que se espera que la propagación del coronavirus sea menor y la provincia pueda retomar el comercio.

Pero ayer el impulso nacional fue más fuerte y los hijos y nietos que vivían cerca o podían hacer un recorrido sin atravesar por un control, se las rebuscaron para llegar a la hora del almuerzo y compartir un rato con sus padres.

La provincia de Jujuy regresó días atrás a la fase 1 del aislamiento social,preventivo y obligatorio, luego de que se dispararan los contagios.

Esto hizo que se intensificaran los controles dentro de las zonas urbanas y en las rutas para evitar la circulación de personas.

Ayer, en el acceso sur a la ciudad de San Salvador de Jujuy -que la une con el barrio Comedero- decenas de conductores fueron enviados nuevamente a sus hogares por los policías que realizaban un control.

No obstante, un relevamiento de El Tribuno de Jujuy mostró que tanto en la capital como en San Pedro las carnicerías estuvieron a full con la venta de asado. En tanto, en las redes las ventas de regalos y sorpresas no esperaron al segundo domingo de julio.

Dejanos tu comentario