Cafayate tiene su hospital saturado y piden ayuda para controlar el turismo

0
11

El COE de la localidad turística brindó un informe de la crítica situación en el lugar, donde solo hay 10 camas detinadas para enfermos de COVID-19 y 4 respiradores.

El escenario de Cafayate en materia sanitaria es preocupante. El intendente Fernando Almeda junto con el Dr. Carlos Vargas, miembros del COE de la localidad del Valle Calchaquí, brindaron una conferencia de prensa en la que advirtieron la crítica situación y pidieron ayuda para controlar el turismo interno.

“Lamentablemente tengo que informar que la situación epidemiológica es crítica, es compleja como consecuencia de que en las últimas dos semanas no han bajado los casos. Hay muchos convivientes de casos positivos que comienzan a tener síntomas”, explicó el Dr. Vargas.

El gerente del hospital Nuestra Señora del Rosario contó luego que tres personas se encuentran en estado delicado, internado en el nosocomio, y que las diez camas Covid están ocupadas al cien por ciento. Frente a esta complejidad, aclaró que los nuevos pacientes positivos que surjan en Cafayate van a tener que ser derivados a Salta, o bien tomar una decisión drástica como decidir a quién se le da un respirador y a quién no.

“Tenemos cuatro respiradores, tres con pacientes covid, hemos comenzado a utilizar habitaciones que no eran para Covid, nos preocupa porque hay personas jóvenes en estado grave”, dijo Vargas, “esto es el resultado de la relajación de muchas actividades y la falta responsabilidad individual”, añadió.

A su criterio, el médico dijo que ya no se deberían habilitar más actividades y trabajar sobre las que ya están habilitadas, como el turismo interno.

“Debemos unir esfuerzos y pedirle a la Provincia que nos ayude a controlar. Si el turismo interno permite ingresar 3500 personas y solo tenemos 2 inspectores para supervisar, me parece descabellado”.

Vargas aclaró que sin personal no se podrá sostener el control del turismo y afirmó que “si uno respeta los protocolos sanitarios sabemos que no habría ningún problema”.

Por su parte, el intendente Fernando Almeda pidió a la población un estricto cumplimento de los protocolos sanitarios y especialmente a los que tienen un emprendimiento turístico, los que hay podido reactivarse en los últimos fines de semana.

“La responsabilidad es de todos, en todos los ámbitos debemos tener mucho cuidado”, advirtió.

Almeda confirmó que van a solicitar ayuda al Gobierno provincial para “fortalecer el trabajo tanto de la policía turística como los bicipolicías, para reforzar los pocos inspectores que tenemos, apenas dos personas, es imposible controlar así”.

El jefe comunal dijo que Cafayate tiene 18 mil habitantes, que todos hacen una vida social pero hay relajamiento, sobre todo en el contexto de las reuniones familiares.

Dejanos tu comentario